lunes, diciembre 31, 2012

Para qué practicamos? Para qué entonamos daimoku al Gohonzon? - Parte 2


Para qué practicamos? Para qué entonamos daimoku al Gohonzon? - Parte 2


2. Desde el punto de vista de la Psicología
Bueno ahora hablaremos sobre la religión desde el punto de vista de la psicología. Como ya sabemos que el espíritu (o alma) es un problema del cerebro, deseo hablarles sobre el espíritu (o alma) del ser humano. Hay muchas formas de pensar, pero el espíritu del ser humano se divide en el mundo de la conciencia. Y esto es investigado en el campo de la psicología para su mejor comprensión. La psicología es una ciencia que investiga más a fondo sobre el espíritu (o alma) del ser humano. Y como la religión también estudia a fondo el espíritu (o alma) del ser humano se puede decir que tratan sobre el mismo campo.
Por su lado, la psicología así como se la estudia en las universidades es ampliamente reconocida en todo el mundo como una ciencia, pero, la religión así como existen diversos tipos de religión, existen también entre ellos algunas que son sospechosas, y es por eso que no es muy reconocida socialmente. La mejor religión en realidad sería aquella que es reconocida por la psicología y respaldada científicamente.
La única religión que es reconocida por la psicología moderna es la Soka Gakkai. La American Phychological Association (APA) de los EEUU, que es la más prestigiada entidad de ciencias en todo el mundo. Sólo aquellas personas que recibieron el premio Nobel, catedráticos de universidades y personas especializadas en psicología pero en el máximo nivel, pueden ser miembros de esta entidad y actualmente la comprenden más o menos 300 miembros, investigadores de primera categoría. Y resulta que el 12 de agosto de 1996 realizó la asamblea en San Francisco, en la cual el presidente (de aquel entonces) de la entidad el Dr. Martin Seligman inició su discurso con las siguientes palabras: “El siglo 21 es la época del espíritu. Desde este punto de vista, existe una sola organización religiosa científica que camina por el mismo camino y tiene el mismo modo de pensar con la psicología. Y mi deseo es asociarnos a esa organización. Esa organización se llama Soka Gakkai y está en Japón. Esta organización es la única que podemos reconocer porque concuerda sus pensamientos con los de muestra asociación. Por lo tanto, hagamos del siglo 21 un siglo conjunto de la Soka Gakkai y de la APA. En otras palabras, el siglo del matrimonio de estas dos entidades.”
El siguiente año (1997) se realizó una asamblea en Chicago, y dicen que después de esto un profesor de la universidad Soka fue a los EEUU e hizo una investigación conjunta sobre el Gohonzon. Es por eso que la APA y la Soka realizan sus investigaciones como hermanas. En realidad, la APA reconoció a la Soka Gakkai como una organización religiosa científica, porque el objeto de la investigación de la religión y la psicología es la misma, pero el modo de pensar es totalmente diferente. En la psicología se estudia el fondo del espíritu del ser humano, pero se piensa que el ser humano posee la fuerza de 7.5 hertz. El ser humano es grandioso y posee un poder increíble pero que por alguna causa, esa fuerza se debilitó. Dicen que esta es la causa de la infelicidad del ser humano. Por eso, cuando se elimine todo impedimento (obstáculo) y se recupere el verdadero yo, esa persona podrá ser una persona maravillosa. Pero en la religión es muy diferente. Por ejemplo, el cristianismo, el islamismo, etc., con respecto al problema que hay en el fondo del espíritu del ser humano son muy claros. Creen que el ser humano es muy débil. Débil y que su existencia es pequeña. Por eso, creen que por medio de alguien se tiene que reforzar, para que el ser humano sea más fuerte. Como el ser humano es muy débil, tiene que contactarse con alguien (o algo) más poderoso para recibir a uno mismo no pueden hacer nada. Por eso, todas las religiones aparte de la Soka Gakkai, el objeto de veneración (devoción) esta fuera de uno.
Por ejemplo, en el cristianismo dicen que existe un Dios. El Dios creador, y por más que un ser humano se esfuerce no puede llegar a ser Dios. Sólo puede acercarse a él. Y recibir de él la fuerza que necesita. En el islamismo sucede lo mismo. El Dios Alá. Ofrecen sus cultos reverenciándose varias veces al día. En el budismo también es igual. Por ejemplo, oran con toda devoción a la estatua del Buda Shakyamuni. Estatuas del buda con el cabello ondulado como la que hay en la prefectura de Nara y en Kamakura. El buda que es imponente, de un tamaño abrumador. Con eso demuestra cuán pequeño es el grandioso buda. Además hace sentir a las personas “Oh, entregaré cuerpo y alma para creer en este gran Buda, y así recibiré mucha fuerza de él”. Por eso, que como la secta Jodoshu (la tierra pura) o la secta Jodoshinshu (una sub-secta de La tierra pura), tienen como objeto de devoción a lo extraño, porque dicen que se encuentra en el paraíso y eso está a 10 billones de planetas más allá hacia el oeste. O sea que no está en el planeta tierra. Dicen que está en el más allá. Leyendo los escritos de Shinran y Honen (sacerdotes que crearon estas dos sectas) explican que si una persona nace en el paraíso no podrá ser feliz. Dicen que el planeta Tierra es la tierra impura, una tierra sucia. Y explican que aunque las personas se esfuerzan aquí será todo inútil. Para nacer en la tierra de Jodo (tierra pura o paraíso) es necesario acercarse a la deidad Amida, para lo cual hay que repetir la palabra Namu-Amida_bustu. Nadie ha visto a la deidad. Ni tampoco se ha comprobado científicamente que existe el paraíso o la tierra pura que ellos exponen. Si observan con cuidado cuando esculpen a un buda suelen poner su figura sobre las nubes, pero la nube esta hecha de vapor, es por eso que no puede estar sobre las nubes. Todo es extraño.
En la secta shingoshu adoran a una deidad llamada dainichi nyorai, que es una deidad transparente. Dicen que esta deidad tiene una fuerza protectora en todo lo relacionado con agilidad o rapidez. Dicen que es como un hombre invisible. Es por eso que si se ora a esta deidad se recibe la protección en lo que respecta a traslados de tiempo y espacio. Ahora la prefectura de Chiba es la peor; número uno el porcentaje de accidentes de tránsito. Pero resulta que los residentes de la prefectura de Chiba son los mayores portadores del ofuda (omamori) de la montaña narita (donde se sitúa el templo principal de la secta shingochu). En realidad, si son los mayores portadores del ofuda, deberían ser los más protegidos de los accidentes de tránsito, pero no es así. Por eso no viene al caso. Y dicho sea de paso, la ciudad de Kawasaki daishi. A pesar de que llevan en sus carros el ofuda que les regalan en el templo. Si le hablamos sobre esto a los creyentes de la secta shingoshu se quedan callados. Desde la antigüedad se suele venerar y respetar por costumbre la religión que se lleva en la familia, pero es algo errado. Por ejemplo, ¿porqué se utilizan los inciensos? Es para espantar a los mosquitos. Para que en el momento de hacer las oraciones los mosquitos no molesten. En la india abundan los mosquitos. Suelen decir que los inciensos tienen un aroma especial, pero es sólo para matar a los mosquitos. Lo mismo pasa con las velas. En la antigüedad como no existía la luz utilizaban las velas para alumbrar. Y en fin, tratan de hacer cosas raras y misteriosas.
En el caso de Gakkai el objeto de veneración es uno mismo, y no es ningún dios ni buda personificado. El dios o el buda que todos suelen decir que está fuera de nosotros, en el caso de Gakkai todo esto está dentro de uno mismo, no es más que una función que está dentro de nuestro cerebro. Y es en este punto que la APA de los EEUU ha tomado mucho interés.
En la psicología está muy claro. La estructura del espíritu humano es como un edificio de 9 pisos. A la vista se sabe que tiene 6 pisos sobre la tierra. Ese es el mundo de la conciencia. Si el edificio tiene sótano no se podrá ver a simple vista desde la superficie de la tierra. Aunque no se ve sí existe el sótano. Esto vendría a ser el mundo de la inconciencia. O subconciencia. Y el ser humano posee estos dos: la conciencia y la subconciencia. Lo importante no es la conciencia sino más bien, el mundo de la subconciencia. El mundo del primer, segundo y tercer piso del sótano. Esta es la más importante. Porque la felicidad o infelicidad de una persona depende de cómo funciona esta parte. Por eso, tanto la psicología como también la religión estudia más a fondo el subconsciente.
En la psicología ya se ha esclarecido sobre la estructura del sótano (el subconsciente). Sobre el mecanismo del cerebro humano. Para explicar mejor comenzaremos con el primer piso. Es la parte más cercana al consciente. El segundo piso es el intermedio y ese es el espacio más amplio. El tercer piso es el lugar más alejado del mundo de la conciencia. Imagínese el lugar más profundo, allí se halla el subconsciente. El primer piso es llamado inconsciente propio, por los psicólogos. Y el segundo piso como inconsciente colectivo.
Esto es conocimiento básico para una persona que ha estudiado psicología. El tercer piso es llamado self (yo). Este tercer piso fue estudiado minuciosamente. Pero dentro de todo esto, el lugar más importante es el segundo piso. Entonces ¿Cómo es el inconsciente propio? En el primer piso, o inconsciente propio, se encuentran las características propias de la persona. Y lo que sostiene esto es el segundo piso. El inconsciente colectivo es como un tanque donde se almacenan las imágenes. Es un espacio enorme donde se almacena nuestro pasado. Todo esto esta dentro de nuestro cerebro. Todo lo que hemos visto u oído, o sentido desde el momento en que nacimos, todo eso se almacena en esta amplia sala. Incluso todas aquellas cosas que nosotros nos hemos olvidado. Porque es un tanque enorme de imágenes. Dentro de todas las personas aquí presentes no creo que haya alguna persona que se acuerde de lo que estuvo haciendo exactamente 13 años atrás. A no ser que justamente 13 años atrás, en un día como hoy se haya divorciado.
A medida que pasa el tiempo la conciencia se va olvidando. Pero todo queda almacenado en el segundo piso de la inconsciencia colectiva. Está grabada hasta la canción que la madre nos cantaba durante el tiempo en que estuvimos en su vientre. No sólo eso, también heredamos las imágenes de nuestros padres, abuelos, bisabuelos y demás miles de antepasados. Esto es llamado como gene (de genética). Y se transmitirá a nuestros descendientes. Por esa razón, la vida de una persona dependerá en qué estado esté ese tanque de imágenes. Aquí nada tienen que ver los dioses ni budas. El estado de inconsciente colectivo es la vida misma de la persona. Quien descubrió esto fue el suizo Carl Gustav Jung. Con el gran descubrimiento que hizo este psiquiatra, fue contado entre los tres más grandes descubridores de todo el mundo. Los otros dos son Newton por la ley de la gravedad y Galileo Galilei por la teoría heliocéntrica.
Carl Gustav Jung falleció hace 100 años atrás, fue un psiquiatra muy famoso y fue él quien formó las bases de la psicología moderna. De acuerdo con los pensamientos de Jung, dice que la vida de una persona cambia de acuerdo a las imágenes que tiene almacenado en el inconsciente colectivo. Y lo divide en tres partes: primero, el tipo de personas que les  gusta y disgusta. Segundo, cuándo la persona va a morir, si va a tener algún accidente, qué tipo de enfermedades va a tener, por qué tipo de problemas pasará. Todo esto lo determina el inconsciente colectivo. Por ejemplo cuando nos encontramos por primera vez con alguien y sentimos nostalgia. O, al contrario, si sentimos odio o repudio con sólo ver a la persona sin haberla conocido antes.  Según Jung, dice que eso sucede porque seguramente esa persona ha hecho sufrir en algún momento a nuestros antepasados. Y esto está grabado en el inconsciente colectivo. Por ejemplo en este caso, cuando uno de nuestros antepasados fallece odiando a una persona sin poder perdonarla hasta el último instante de su vida, como todo se graba en el inconsciente y se hereda, nuestra memoria rechaza al mismo tipo de persona sin antes haberla conocido. Al contrario, si en nuestro inconsciente fue grabado la gentileza y el buen trato por las personas, lógico que sentiremos una simpatía hacia el mismo tipo de personas. Si esto ocurre con la persona del sexo opuesto hay casos en que esta relación se extiende hasta el matrimonio. Y si es entre personas del mismo sexo, llegan a ser amigos íntimos. Lo que vendría a ser el amor a primera vista. Viendo la otra cara de la moneda, si una persona casada encuentra a otra persona mucho más atractiva que no sea su esposo o su esposa, como la que su inconsciente colectivo le manda, puede afectarle en sus relaciones matrimoniales. Posteriormente tocaremos sobre este tema.
          Hace poco, en la prefectura de Tochigi un tal Funada, congresista muy joven que se postuló para ser primer ministro, se junto con un tal Hata. Funada era una buena persona con una buena esposa y entre los dos formaron una familia feliz, con muchas personas famosas de buena clase que los apoyaban, no les faltó nada. Pero un día conoce a una persona mejor y deja a la otra. Los dos congresistas perdieron en las elecciones y ahora viven en un apartamento en silencio. Así pierden todo. Es por eso, por más que ustedes formen una familia feliz, si por ejemplo su esposo un poco borracho se va a un bar, conoce a otra como su inconsciente busca, no volverá a casa. La fuerza del inconsciente colectivo es enorme. Y es igual en hombres y mujeres. Otro ejemplo son los accidentes. Y las personas que nunca la tuvieron tampoco la tendrán. Este es un tema tratado muy a menudo por la psicología. Al investigar minuciosamente la vida que llevaron sus antepasados se sabe que ellos también tuvieron el mismo tipo de accidentes. Hay un psicólogo que investigó el caso de una persona que siempre tenía accidentes. Remontándose hasta la época de Edo, investigó sobre sus antepasados y se dio con la sorpresa de que la mayoría de ellos habían fallecido atropellados por carretas o carruajes de ésa época. En la época Meiji muchos de sus ancestros fallecieron también atropellados por carretas o cayendo de una máquina a vapor, etc., siempre por máquinas u objetos que transitan por la calle. Da pena porque ya tiene grabada esa imagen en su inconsciente. Otro es el caso de las enfermedades que también se heredan. También el tiempo de vida. Si averiguamos hasta 10 generaciones anteriores más o menos podemos obtener el promedio del tiempo de vida. También el caso de parejas divorciadas, también los ancestros han pasado por el mismo problema. En algunas personas el tiempo desde el matrimonio hasta el día del divorcio coincidió con los de sus antepasados. De este modo, se puede ver claramente que nosotros vivimos de acuerdo a lo que tenemos almacenados en nuestro inconsciente colectivo, así como se estudia en el mundo de la psicología.
Por esta razón, no hagamos caso omiso a las amenazas que nos puedan hacer las otras sectas o religiones. Porque es nuestro inconsciente colectivo el que determinará todo en nuestra vida, desde cuántos años viviremos, qué tipo de sufrimientos tendremos, con qué tipo de personas nos encontraremos en el transcurso de nuestra vida, y todo esto está respaldado y comprobado por la ciencia. No es mera coincidencia ni nada por el estilo. El placer de vivir la vida también. Por más que yo diga que me esforcé en la universidad de Tokio y me convertí en médico, si remonto en mi pasado veré que hay un montón de médicos. Es por eso que cuando vivimos de la forma contraria a la que nos indica nuestro inconsciente colectivo no nos va bien. Por ejemplo que nos desafiémonos en la universidad de Tokio y estudiamos fuerte, pero aunque tengamos el 100% de probabilidad de que vamos a pasar si esa forma de vida no está de acuerdo con lo que tenemos grabado en el inconsciente colectivo de seguro que el mismo día del examen de ingreso en la mañana nos da fiebre alta o nos caemos en el hueco del desagüe que hay delante del portón de la universidad. Nuestro inconsciente nos desvía de ese camino diciendo: “No, ese no es el camino que tú debes seguir”. Nuestra mente está dando estas órdenes. Y este es el resultado de las investigaciones sobre el inconsciente colectivo. El psiquiatra Jung tampoco pudo escapar de su inconsciente colectivo y se enfermó de esquizofrenia, enfermedad que sufrieron sus antepasados. Uno también se llega a enfermar de lo mismo. Él se internó en el hospital y su discípulo fue quien lo atendió. Pero no logró curarse por completo. Y en ese momento es que Jung siente que “es terrible el inconsciente colectivo”. Pero lo más impresionante es cómo, a pesar de estar él mismo enfermo de esquizofrenia, trata de cambiar su inconsciente colectivo. Y así él fija su atención en el tercer piso del sótano (tercer inconsciente) que se llama self (yo).
Esta parte del inconsciente es inamovible, no cambia por nada. En este tercer inconsciente está el instinto. Por ejemplo las aves salvajes pueden viajar desde Hokkaido hasta Liberia. Estas aves esquivan perfectamente las tempestades sin tener ningún radar. Sin tener conocimiento de meteorología ni geografía ellos pueden regresar a Liberia. Tienen esa capacidad en el “self”. Tienen su propio yo. El salmón (shake) también es igual. Suelen regresar al lugar donde nacieron. Ellos tienen eso grabado en su “yo”. De la misma forma el bonito (katsuo), va hasta alta mar cerca de la región de Cosí (prefectura de Chiba) y poco antes de encontrarse con la corriente fría vuelve al lugar de origen. En el caso del “propio yo” del ser humano cuando nace viene repleto de muchísima felicidad. Es decir, nace con las ondas de 7.5 hertz. Al principio siempre nace con un buen yo. Pero encima de nuestras cabezas se encuentra el inconsciente colectivo pesado que nos aplasta. Es por eso, que cuando somos bebés es todo limpio y bonito porque nuestro cerebro derecho esta funcionando, pero después ya no emitimos esos 7.5 hertz porque nuestro cerebro izquierdo comienza a funcionar. Cuando utilizamos nuestro cerebro derecho sobresale el “propio Yo”, porque el “yo” sólo se encuentra en el cerebro del lado derecho. En el cerebro del lado izquierdo están las lamentaciones y las tristezas. Y somos nosotros mismos los que permitimos que se desarrolle más el lado izquierdo. Por esta razón siento la grandeza de la función del Cerebro del ser humano.
Jung fijó toda su atención en el “yo” e investigó la forma de deshacer el inconsciente colectivo. Lo mismo que explicaba el señor Tanegawa. Jung descubrió tres formas. Las capacidades que tiene el ser humano sólo son cinco. Ver, oír, hablar, palpar, saborear y oler. Que corresponden a los cinco sentidos. Estos son los únicos cinco medios que puede utilizar el ser humano. Jung sabía que el tercer subsuelo que vendría a ser el “yo” era un mundo maravilloso y se dedicó a investigar la forma de penetrar hasta este mundo. Primeramente, se utiliza la fuerza de la vista, segundo, el oído. Y tercero, el cerebro derecho. Si utilizamos esta combinación podremos ir directo al subsuelo tres (“yo”). Entonces, Jung hizo lo siguiente, primero  utilizó la fuerza de la vista, porque depende de lo que veamos se manifiesta la subconciencia. Los ojos tienen la capacidad de manifestar la subconciencia. Por ejemplo, cuando unimos las palmas de las manos abriendo sólo los dedos índices y fijamos nuestra mirada en el centro los dedos índices van atrayéndose entre sí hasta unirse por completo. Por más que nosotros no tengamos la intención de unirlos, con sólo mirar los dedos se mueven. Los ojos expresan más de lo que puede decir nuestra boca. La capacidad de los ojos es enorme y depende de lo que veamos podremos extraer el “yo” o el inconsciente colectivo. He aquí la importancia de las cosas que visualicemos. Si visualizamos algo obsceno, nuestra cara también se mostrará obscena. Si siempre vemos cosas provocativas no sólo la cara, hasta la forma de caminar será provocativa. Entonces, ¿qué tenemos que visualizar? Es nuestro propio yo. Y para esto lo mejor son las letras. No debe ser algo concreto o definido. En la antigüedad solían usar el espejo para ver el propio yo. Pero en psicología nunca usan el espejo. Porque si la persona ve detenidamente su cara por medio del espejo comenzará a retocarse el maquillaje. No tiene ningún sentido. Lo mejor son las letras.
En el Gohonzon contiene el primer, segundo y tercer subsuelo. En la parte del centro está inscrito Nam-myoho-renge-kyo y esto comprende el tercer subsuelo (“yo”). Y tanto al lado izquierdo como el derecho están inscritos los nombres de los budas y bodhisattvas hasta los demonios y malvados. Esto correspondería al inconsciente colectivo. El segundo subsuelo. Si vemos en ambos extremos está inscritos los cuatro reyes celestiales. Esto corresponde al primer subsuelo. Esto vendría a ser el ego y las características básicas de casa persona. Por eso, la forma de mirar el Gohonzon es como si estuviéramos mirando desde arriba el fondo de un valle. En el fondo de este valle se encuentra el Nam-myoho-renge-kyo. Si lo vemos de esta forma emergerá nuestra subconciencia. Por eso no traten de ver al Gohonzon como un pergamino plano, sino más bien visualícenlo como si el Nam-myoho-renge-kyo estuviese en el fondo del valle o de una cueva. Con sólo adoptar esta forma de visualización es muy diferente. Y esta es la fuerza de nuestra vida.
La segunda es la fuerza del oído. El oído también es impresionante y tiene de igual forma la fuerza de extraer el subconsciente. Por ejemplo, si se pone en frente de alguien y le dice 50 veces “tienes una cara fea”, es seguro que se estropea la atmósfera agradable que reinaba hasta entonces. Repitiendo la misma acción en varios experimentos con personas que son muy amigas suelen romperse los lazos de amistad que mantenían hasta antes del experimento. Por ejemplo, cuando escuchamos las novelas que se transmiten por la radio. Sin nos ponemos a analizar, las novelas de las radios solo son lecturas de guiones por actores de voces. Pero nos concentramos tanto que hasta lloramos. En estos momentos, el oído está extrayendo el subconsciente. Hace mucho tiempo atrás había una novela radial que causó sensación en todo el país. A la hora que difundían la novela todo el Japón se empapaba en lágrimas y estremecía el corazón. Esta novela trataba de un baño público que quedó vacío. Es totalmente diferente a la novela que uno ve por televisión. La imagen de la radio es muy fuerte. Por eso es muy importante lo que escuchan nuestros oídos. Lo mejor que podrían escuchar nuestros oídos y que también le gustaría a nuestro cerebro derecho es la palabra “gracias”. Palabras de agradecimiento. Cuando el ser humano escucha las palabras de agradecimiento el cerebro derecho funciona al máximo. Si bien recordamos el cerebro izquierdo es de lamentaciones y tristezas. La palabra Nam-myoho-renge-kyo proviene de la india. El Nam-myoho-renge-kyo es la traducción del hindú al japonés. En hindú se dice Namur Sadharma Pundarika Sutram. Esto significa gracias. Es una palabra de agradecimiento. Se podría explicar más a fondo el significado de cada palabra, pero en su totalidad significa gracias. Significa un millón de gracias. A partir de esta palabra básica fueron cambiando las palabras. Hace 700 años atrás, Nichiren Daishonin al traducir al japonés esta palabra, trató de buscar los mejores sonidos de las palabras y así surgió el Nam-myoho-renge-kyo.
Significa gracias. Y dicho sea de paso, la palabra Namu amida Butsu significa “auxilio”. Como utilizan el cerebro izquierdo no sirve de nada. El entonar Nam-myoho-renge-kyo estamos diciendo gracias, y de esta manera hacemos funcionar nuestro cerebro derecho, y si mientras más lo utilicemos el cerebro derecho se desarrollará más.
Y por último, el tercero, que es la forma de utilizar el cerebro derecho, que es crear nuevas imágenes dentro de nuestro cerebro.

2 comentarios:

abdelhaleq amrani dijo...

yo empiese a practicar el budhismo de nicheren daishonin en 1984 hasta 1991cuando estaba el centro en calle ercilla,despues del problema que surgio entre elclero y la soka gakkai,deje poco a oco de practicar,( no tenea gohonzon). necesito ponerme en contacto. con un miembro de delos antiguos que siguen en soka gakkai.por favor .GRACIAS.

darpo dijo...

Hola Abdelhaleq,
De qué pais eres? Lo pregunto porque tal vez así sea más fácil ponerte en contacto con algún miembro de Soka Gakkai.De todas formas, te dejo este link con el directorio mundial de SGI, http://budismonichiren.blogspot.com.es/search?q=directorio , así puedes buscar de ponerte en contacto por tu cuenta.
Un saludo.